lunes, 18 de febrero de 2013

Cuscus y ronquidos

Diario de Bitacora 02-02-2013
El pronostico del tiempo es horrible y si tuviéramos un poco de sentido común nos iríamos de fiesta, pero como no tenemos de eso.. Aquí estamos de nuevo preparando los trastos para volver  Rubicera y esta vez para quedarnos alguna noche  en el nuevo vivac.

Como algunos tenemos trabajo el viernes, no entraremos hasta el sábado, el resto irán el viernes noche en medio de una noche lluviosa que les cala hasta los huesos..
Wichi en un giro del descenso a la boca pierde el saco y ropa de repuesto que cae por las paredes y desaparece, lo que le garantiza unas noches frescas de vivac..
Sobre las 23:00 están en el vivac y los que pueden duermen hasta que Wichi les pone en pie a las 06:00 de la mañana y les prepara un muy frugal desayuno..
Se van para la punta en las galerías de “la Espeleogénesis explosiva” y forman dos grupos de 3 con los Pedros y Cardin revisando galerías laterales que bajan al río.
Moi, Cristobal y Wichi, continúan en el final del día anterior, por una galería amplia, que en algún punto baja al río , que se sifona o estrecha mucho.
Finalmente la galería parece cerrase por bloques y solo unos pasos en gatera, en general ascendentes y hacia el noroeste permiten un penoso avance hasta llegar a lo alto de una gran sala , que no pueden bajar por haber dejado el material en las gateras.
De vuelta ascienden a una galería fósil por encima de espeleogenesis que recorren durante unas centenas de metros hacia el este.
Cuando salen nos encontramos con ellos los chicos del equipo sábado.
Nosotros hemos entrado el sábado a pesar de que en Ramales granizaba de lo lindo y lo civilizado habría sido irse al bar. La suerte nos sonríe y pillamos una ventana sin lluvia aunque el viento nos derriba varias veces antes de llegar a la boca de Rubicera.
Nos cambiamos y montamos el Nikola, ya que hemos quedado con el resto en hacer pruebas de conexión a ciertas horas.. Es un fracaso y no hay noticias de los equipos del fondo.
Entramos y el frío de la calle se sustituye pronto por el calor y sudor de la progresión por rampas y gateras. Llegamos al vivac y comemos algo tras una discusión sobre que se entiende por “al dente” en la pasta.
Bajamos por el río y cuando este se calma en una playa, montamos de nuevo el nikola con idénticos resultados, por lo que nos vamos al pozo de acceso a la gran sala que pretendemos mejorar.
Zape comienza la nueva instalación por el techo, hasta enlazar con la antigua y comienza una extraña danza para tratar de poner un fraccionamiento en medio del volado..

Vuelos y mas vuelos empotrando de todo para pegarse a la pared, mientras Marta se troncha de risa.
Queda claro que a los de Castro a burros no les gana nadie y el fraccionamiento queda instalado, así como algún otro en el P40 que hay al final de la sala.
Ponemos el pié en el nivel fósil tras bajar un pozo que recibe dos cascadas cuyo agua ha labrado una curiosa piedra en forma de galleta príncipe de 1 m. de diámetro.
El agua termina en un sifón , junto a otro aporte que cae por una fisura diagonal.
Se ascienden dos cortas cuerdas y por una corta gatera y una diaclasa vertical accedemos a una galería de 6 m. de diámetro y suelo arenoso.
Allí vemos parte del material de los equipos que nos preceden y buscamos un paso entre bloques al norte que conduce a un meandro desfondado en cuyo extremo llega otro río bastante caudaloso estos días. Es un cañón alto y que coge anchura en el techo.
En el indicio del meando se instala una cuerda y bajamos 10 m. hasta un nivel arenoso, que hacia el norte precisa otra cuerda y conduce al rió aguas abajo y poco después a un sifón.
Topografiamos y desinstalamos y también se topografía el meandro arenoso hacia el sur hasta que se cierra.

video
Volvemos al cañón y Zape trepa a un nivel superior que lo conduce casi al techo del cañón donde vemos su luz y cuando vuelve nos dice que ha subido unas rampas y una sala de bloques que cae de nuevo al cañón.
Marta y yo ascendemos para topografiar la zona y de paso algún tubo mas que encontramos, mientras Zape trata de avanzar a nivel del agua , pero una cascada se lo impide finalmente.
Volvemos a la galería de la Espeleogénesis y tras comer algo damos una vuelta por esta bonita galería hasta que nos encontramos con el equipo de punta que retorna.
Tras los informes habituales de nuestras respectivas exploraciones, iniciamos el camino de vuelta al vivac donde ya se deben encontrar los Pedros y Cardin que se han cruzado con nosotros sin vernos.

Almohada modelo "ACME", para cabezas duras...


El ascenso se realiza en dos horas sin mas inconveniente que el barro que cubre algunas paredes de los pozos.
En el vivac encontramos a los “niños” acostados y comenzamos el ritual de quitarnos los monos y trastos embarrados para hacer una suculenta cena con los ingredientes que Wichi a comprado para dar de comer a los animales..

Como él dice encargar la compra a un “parado” tiene sus consecuencias y la inversión de 2 € por persona no da para grandes lujos. De todas formas el cuscus sabe a gloria y todos terminamos llenos y listos para dormir tras unos tragos del orujo de Moi.

Como no cavemos todos en la tienda al final 3 dormimos fuera y Pedro merino que le ha dejado su funda de vivac a Wichi y usa una esterilla de papel de fumar, pasa frío y se nos levanta de mal humor.
Son las 01:00 y Wichi y Cristobal hablan de levantarse pronto.. Los de castro tiemblan y temen por sus neuronas...
Las 07:00 y los culebrillas están en pie y nos hostigan sin piedad para levantarnos ,cosa  que hacemos poco a poco para disfrutar del desayuno modelo “parado”.
Finalmente nos vamos poniendo en marcha y a las 11:00 estamos en la boca con luz para variar y un tiempo razonable para lo que estamos acostumbrados.
Queda ascender las rampas herbosas y bajar la pista fangosa pero finalmente llegamos a los coches donde nos espera el descanso. O no.. , ya que el coche de Zape esta pinchado y es la guinda del pastel de este maravilloso fin de semana campestre donde al menos hemos topografiado mas de 1500 m. de nuevas galerías.
Bajando por el valle del Asón nos vemos atraídos como Ulises por las sirenas, hacia los bares de la comarca y como deportistas de elite damos mucha importancia a la hidratación.


domingo, 10 de febrero de 2013

Bajo los granizos

Cuaderno de Bitácora: sabado 19-01-2013

De nuevo me encuentro subiendo la cuesta hacia Rubicera, siguiendo la huella de los velociraptores del club y de nuevo con un tiempo desagradable que preside este año todas nuestras salidas.
Nos acompaña Shaila del Burnia que creo le han hecho el timo de la estampita y le han dicho que esto era bonito y divertido , además de una compañía agradable y simpática. Descubrirá poco a poco la verdad..
Entre las actividades previstas para hoy está montar un vivac en algún lugar de las nuevas galerías que aún no hemos decidido.
Sudamos por las rampas y gateras para bajar por el chorreante pozo... Shaila se queja de que la velocidad media del grupo supera el límite de velocidad permitido en zonas urbanas.
En la galería arenosa que hay antes del río decidimos plantar la chavola “guei” que nos hemos traído y tras desplegar los planos y el nivel, la cosa queda montada tan mal como siempre.
.Hacemos 3 grupos con los superman en punta para bajar el pozo que dejó Wichi pendiente en la última salida. Cardin y Shaila irán detrás de ellos hacia la punta y Pedro y yo intentaremos cambiar la instalación del pozo barroso que baja a la gran sala.
video
Como era de esperar nada sale como está previsto y cuando Pedro y yo que estamos buscando nuevas vías de acceso a la sala, oímos por un lugar no previsto a los chicos de punta que al bajar tan rápido,  no han visto el cruce y han seguido el río hasta la ventana sobre la sala.
Les indicamos el camino correcto y se van para el fondo, mientras avisamos a Cardin de que van en cabeza de la expedición, pero con poco éxito debido al ruido del río que baja crecido.
Nosotros decidimos estudiar la ventana por la que cae el río a la sala , en un volado de unos 30 m. y comenzamos a instalar una travesía entre piedras sueltas y mala roca , hasta alcanzar la vertical y roca decente. Un largo volado y aterrizo sobre los bloques de la sala.
Ahora tengo que remontar la sala y desinstalar el asqueroso pozo del barro aguantando con un dedo el gatillo del croll para que funcione.. No se si esto se enseña en los cursos varios de técnica que se imparten en este país, pero debieran..
video


Shaila y Cardin se han subido hacia el vivac y nosotros les seguimos hasta el pasamanos de llegada al río que decidimos cambiar a otro lado mas cómodo que vio Pedro.
Instalamos la cuerda sobre una cornisa con varios anclajes y nos vamos al vivac, La pareja se ha salido al exterior para no pasar frío y nosotros tras encender el hornillo y tumbarnos en la tienda tratamos de no pasar frío, esperando a los chicos de punta que como era de espera se retrasan.
video
Por fin a las 21:30 dan señales de vida o de muerte por que Cristobal esta malo y sube medio muerto. Han bajado el pozo y continuado por galerías fósiles durante mas de 400 m. dejando varios cruces y continuaciones.. vamos que la cosa promete..
Damos de comer al enfermo y comenzamos el ascenso hacia la calle con calma, que es lo bueno de que Cristobal este pachucho..
A la salida de las gateras oímos voces y es Shaila que esta de Guardia en un cruce mientras Cardin busca el camino.. Llevan dos horas dando vueltas y reconociendo esa galería , por lo que nos muestran su afecto mas de lo habitual. Shaila continua descubriendo que la han engañado..
La salida por los pasos de bloques esta muy , muy venteada, lo que garantiza que la temperatura exterior es baja..
Ciertamente en la boca se desata el infierno, con lluvia y viento que entra muy adentro en la boca y lo moja todo incluido mi mochila.
De nuevo hay que cambiarse en el cuvío lateral y salir al exterior con un vendaval que nos tuba a cada paso. Pero todo empeora en las crestas con unos granizos que nos azotan la cara sin piedad...

Lo dicho una nueva pagina gloriosa de la espeleología o al menos fría y húmeda, nada nuevo por otro lado..